Domingo, 23 de Enero de 2022

Ibiza sueña

La UD a 270 minutos de la gloria

A las puertas del atípico final de temporada 2019-2020, con el play off de ascenso a Segunda División, es el momento de analizar las actuaciones individuales de los jugadores de la UD Ibiza. Sea cual sea el resultado en el Play off, la temporada de la UD Ibiza ha cumplido con las expectativas creadas al inicio del curso, allá por el mes de Agosto de 2019.

Prácticamente desde las primeras jornadas ocupó puestos de play off, llegando a las puertas del liderato en la última jornada, en la cual venció al líder, Atlético Baleares, a domicilio, quedando a dos puntos y con el gol-average ganado con diez jornadas por disputar. A su capacidad goleadora, (41 goles en 28 partidos) se le debe sumar su solidez defensiva: ha sido el equipo menos goleado (18 goles encajados) de los ochenta clubes que conforman la Segunda División B.

Nunca sabremos que habría ocurrido en el periodo por disputar, pero la UD Ibiza luchará finalmente por el sueño del ascenso. Tres partidos, sin margen de error, en ocho días en la Costa del Sol dictarán sentencia y probablemente marcarán el futuro de la entidad.

Si a la trayectoria liguera le sumamos la excepcional actuación en Copa del Rey, superando a Pontevedra, Albacete y cayendo en el descuento tras un gran partido frente al F.C. Barcelona, podemos asegurar que este 2019-2020 merece un sobresaliente.

ANÁLISIS INDIVIDUAL:

Lucas Anacker (7’5). El meta brasileño alternó la titularidad con Germán durante buena parte de la primera vuelta, cumpliendo con regularidad y buenas actuaciones, aunque en los partidos de mayor peso, fue este último quien ocupó el arco celeste.

German Parreño (8). Tras un inicio poco afortunado en Las Palmas, el meta ilicitano fue alternando la titularidad con Lucas, aunque se ha mostrado más sobrio y seguro sobretodo en los partidos clave de la temporada.

Fran Grima (7,5). El veterano defensa celeste, reciente renovado, perdió la titularidad respecto a la temporada pasada, con la llegada de Kike López. A raíz del avance en la Copa del Rey y con las lesiones de Morillas y Kike, su presencia en el once aumentó, cumpliendo con garantías e incluso marcando algún gol importante como el que abrió el marcado en Pasarón ante el Pontevedra en la primera ronda de la Copa del Rey. Uno de los líderes del vestuario.

Kike López (9). Uno de los fichajes de la temporada. Rendimiento inmediato del ex -balearico, destacando por su polivalencia por todo el flanco derecho celeste. Su entrega, intensidad, sacrificio y liderazgo le hacen ser uno de los preferidos de la afición de Can Misses.

Gonzalo (9). El mariscal de la defensa de los de Pablo Alfaro. El capitán es un seguro de vida para la zaga ibicenca. El plantel notó su lesión durante aproximadamente dos meses. Uno de los principales culpables de que la UD sea el equipo menos goleado de toda la Segunda División B.

Mariano (7). El central argentino ha mejorado respecto a su primera campaña en la isla. Alterna errores defensivos con buenas actuaciones, sobretodo en el dominio del juego aéreo, como demostró en el derbi en Santa Eulalia. Sufre con los balones a la espalda ante delanteros más rápidos al especio y debe mejorar la salida de balón.

Quintanilla (7). El experimentado central vasco no ha tenido muchos minutos debido a problemas físicos, pero siempre que ha sido de la partida ha dado seguridad y presencia física en defensa.

Rubén (8). Otro gran fichaje de esta temporada. La pareja titular de Gonzalo se ha mostrado rápido, contundente y con buena salida de balón. Hasta la llegada de Cornud, ocupó durante varios partidos el lateral izquierdo tras la lesión de Morillas, lo que presumiblemente ocurrirá en el partido de play off frente al Cornellà, por la sanción del francés.

Morillas (8,5). Un puñal por la banda izquierda. Uno de los líderes del equipo por su presencia y veteranía. Buen golpeo de balón e importante en la estrategia a balón parado. Su importante lesión frente al Albacete en Copa del Rey fue un jarro de agua fría para el club y la afición. Le deseamos una pronta y feliz vuelta a los terrenos de juego.

Cornud (7,5). Fichaje de invierno para sustituir a Morillas, el francés se hizo rápidamente con la titularidad y cumplió con garantías tanto en defensa como en ataque. Importante también su golpeo a balón parado.

Verdú (s.c.). El veterano defensa murciano anunció hace pocos días que abandonaba el club, tras varios meses en el dique seco por diferentes problemas físicos. Jugador muy querido por la afición e importante en el rápido crecimiento del club las últimas temporadas. Mucha suerte en el futuro.

Núñez (8). Uno de los capitanes del vestuario, ha ido de menos a más su rendimiento como mediocentro defensivo. Más utilizado en los partidos de fuera de casa, su presencia aporta equilibrio al equipo. Uno de los preferidos del técnico aragonés por su experiencia y veteranía. Marcó el importante gol del empate ante el Albacete en Copa del Rey.

Arranz (8). Uno de los expedientes X de la temporada. Fijo en la mayoría de los partidos de Can Misses, e inédito en los partidos a domicilio. Gran salida y circulación de balón, lo cual da al equipo mucho criterio a la hora de llevar la iniciativa en el juego, sobretodo ante equipos con defensas pobladas. Muy apreciado por el aficionado de Can Misses.

Javi Pérez (9). Quizás, el fichaje con mejor rendimiento de la temporada. Un “Box to Box” que quizás no sea un 10 en ningún aspecto, pero un 9 en la mayoría de apartados. Calidad, despliegue, asociación, llegada…El alcarreño es un fijo en el once de Alfaro, el jugador con más minutos de la plantilla y renovado por una temporada más.

Sibo (7). De menos a más durante la temporada. Una primera vuelta discreta con apenas protagonismo. Cuando el equipo necesitó más frescura y oxígeno, a raíz de la Copa del Rey, su presencia aumentó, siendo uno de los primeros cambios en las segunda partes, aportando despliegue, músculo e incluso llegada, como demostró con el gol a Las Palmas B en Can Misses.

Machuca (5). Prácticamente inédito durante la temporada, sólo ha disputado 15 minutos ante el Marino de Luanco en Can Misses.

Javi Lara (9). Uno de los referentes de la UD Ibiza. Inmensa calidad, un lujo para el aficionado de Can Misses. Su visión de juego, desplazamiento en largo, y el exquisito golpeo a balón parado, hacen de él una de las principales armas en ataque del plantel celeste. Las aspiraciones de ascenso pasan, en buena parte, por su inspiración durante el play off.

Rai (8,5). El extremo brasileño, tras un inicio dubitativo, se hizo con la titularidad siendo una de los baluartes en ataque, por ambas bandas. Calidad, velocidad y desborde, tan necesario en esta categoría, hacen del jugador cedido por el Zaragoza uno de los mayores peligros de la UD.

Pep Caballé (8). Al menorquín le costó entrar en la dinámica del equipo, pero tras su doblete en el Alfredo Di Stefano, se hizo con la titularidad por banda derecha. Trabajo, potencia, calidad y profundidad, lo convierten un jugador muy utilizado por Alfaro y querido por la afición local. Perdió un poco de protagonismo en las últimas jornadas tras la llegada de Borja Martínez.

Borja Martínez (7,5). Fichaje de invierno en sustitución de Fran Carbià. El centrocampista procedente del Hércules jugó pocos partidos, pero dejando una grata impresión, hasta el punto de confiarle la titularidad en el último partido antes de la suspensión en campo del Atlético Baleares.

Fran Carbia (4). La decepción de la temporada. El jugador con la vitola de fichaje estrella, apenas tuvo protagonismo durante la primera vuelta, entre problemas físicos y actuaciones discretas. Se marchó en el mercado de invierno al Nàstic de Tarragona.

Mendoza (7,5). El ariete argentino ha ido de más a menos. Al principio de temporada, adoptó el papel de revulsivo y en varias jornadas aprovechaba sus pocos minutos para ver portería, desatascando algunos partidos en casa. Ha formado dupla con Rodado en algún encuentro con buenas actuaciones. El último tramo de la temporada ha ido perdiendo protagonismo, obcecándose en ocasiones más en el contacto y polémica con las defensas contrarias. Será importante en play off.

Cirio (7,5). Uno de los jugadores más queridos de la afición. El veterano capitán ha ido viendo como la competencia en la plantilla y problemas físicos hacían disminuir sus minutos de juego. De todas formas, siempre que aparece en el campo, aporta sacrificio, calidad y gol en el ataque. Un seguro.

Rodado (9,5). Quizás, el jugador franquicia del club. Un auténtico killer del área. Su juego de espaldas, lucha incansable contra las defensas contrarias, y obviamente, su tremendo olfato de gol, le hacen un jugador absolutamente imprescindible. Uno de los pichichis de la categoría con 13 goles. Durante el mercado invernal se temió su salida a equipos de Segunda División o incluso de ligas extranjeras. El ariete podrá estar a disposición de Alfaro tras la anulación de la sanción por acumulación de tarjetas.

Pablo Alfaro (8,5). El técnico aragonés ha sabido gestionar una plantilla de muchos quilates para la categoría. La mayoría del plantel se ha sentido importante a lo largo de la temporada, rotando en los momentos oportunos, principalmente con el maratón de partidos durante el mes de enero. Muy integrado en la sociedad ibicenca, sus declaraciones van siempre en la misma dirección de unidad y confianza en el proyecto. Quizás el único lunar ha sido que en ocasiones ha pecado de conservador fuera de casa, apostando por un fútbol más directo y pragmático.

Amadeo Salvo (9,5). El empresario valenciano ha ido confirmando sus intenciones de consolidar un proyecto que acerque el fútbol profesional a la isla. La seriedad, profesionalidad y experiencia del presidente hacen que la estructura del club sea un modelo a seguir por muchas otras entidades. A destacar su capacidad de gestión en momentos importantes como el partido de Copa del Rey ante el F.C. Barcelona, o en la toma de decisiones durante el periodo de confinamiento; renovando jugadores importantes o no aplicando un ERTE a los trabajadores del club.
Ha demostrado ir un paso por delante en cuanto a la planificación del final de la temporada y el play off. Pase lo que pase en la fase de ascenso, ha conseguido que el crecimiento del club sea un hecho, superando los 2.000 abonados y 3.000 espectadores de media en los partidos en Can Misses.

Por Jaime Orvay & Alejandro Vide 

 

Uso de cookies
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. Aceptar