Martes, 25 de Febrero de 2020

Guerra fría

Se agrava la crisis interna en el ATB

El Atlètic Balears sigue en crisis interna entre la propiedad y el entrenador del primer equipo. Una guerra fría que no ayuda a mejorar el ambiente y que jornada tras jornada se va agravando.

Mánix Mandiola está descontento con los fichajes que se han cerrado en este mercado de invierno. El entrenador, como bien ha remarcado en numerosas ocasiones solicita una serie de jugadores a la propiedad, pero es el director deportivo quién toma las decisiones, decisiones que no son del agrado del míster en varias ocasiones. Y Mánix, fuertemente respaldo por la afición y por el vestuario, genera un pulso semana tras semana con declaraciones que reflejan una realidad cada vez más clara.

Se sabía que el de ayer era un partido importante, el equipo lleva una mala racha fuera de casa y varias semanas con una falta de efectivos alarmante,  sumar tres puntos ante un complicado rival eran vitales para mantenerse en la cabeza de la tabla. De ahí la efusiva celebración de Arriola tras aguantar más de 40 minutos sin apenas salir del medio del campo local. El míster pidió refuerzos y dio nombres, y solo ha llegado Oscar Gil del agrado del entrenador. De Sam dijo que estaba lesionado y que él no cerraría un fichaje de un jugador del que no va a poder disponer en un mes mínimo, y ayer declaró que no conocía a Armando por tanto no podía opinar, que Ody tenía que ser el nuevo Mbappe y que no vio nada de ese jugador.

A una semana para cerrar el mercado de fichajes solo ronda el nombre de Lekic en la órbita blanquiazul. Un delantero de 34 años que  no ha disputado ningún minuto esta temporada con la zamarra del Cádiz y cuya experiencia está en Segunda y Primera División. Lleva varios años en los que ha bajado su rendimiento goleador y estuvo en la plantilla que descendió al Mallorca a 2ª División B.

Lo que está claro es que el entrenador, sea cuál sea el resultado de final de temporada, no continuará la próxima temporada en el banquillo. La renovación de Canario de cara la próxima temporada es una demostración más de la mala sintonía entre el club y el entrenador.

Aún así, Mánix sigue haciendo su trabajo e intentará dejar al Atlètic Balears lo más arriba posible, eso sí seguirá dinamitando la flota directiva con declaraciones fuera de lo común y repletas de sinceridad. Solo los buenos resultados en casa y la clasificación mantienen al míster en su lugar, pero las preguntas son varias, ¿conseguirá el Atlètic Balears ascender? ¿Aguantará la propiedad las salidas de tono de su entrenador? 

Uso de cookies
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. Aceptar