Miercoles, 08 de Abril de 2020

La temporada 19/20 en jaque

Primeras decisiones oficiales

Continúa la emergencia sanitaria y el mundo del fútbol sufre las consecuencias ya no por el hecho de la cancelación temporal de las competiciones, que es el menor de los hechos, sinos por el número de casos de futbolistas que se van conociendo como afectados por el Covid19.

La UEFA hace pocos minutos ha decidido hacer público que la Eurocopa 2020 no se disputará,  y mover de fecha una de las citas más especiales del calendario como es la final de la Champions League al 27 de junio.

En breve será el turno de la RFEF y la LFP de pronunciarse al respecto sobre las competiciones que regulan dichas instituciones, así como lo integrantes de las mismas como es la FFIB.

A día de hoy se barajan diferentes escenarios como son el reinicio de las competiciones a finales del mes de abril, lo cual implicaría que los equipos jugaran dos partidos entre semana, siempre y cuando el calendario lo permitiera. Se desconoce si dichos encuentros se disputarían con púbico o a puerta cerrada, un hecho que debería ser consensuado entre los implicados.

Otro escenario es dar por finalizadas las competiciones y no contabilizarla como disputada, es decir que el año futbolístico 2019/2020 quedaría sin campeón, ascensos y descensos…una opción remota  pero que está sobre la mesa.

Con más fuerza suena el hecho de dar por finalizada la competición con la actual clasificación en todas sus competiciones nacionales, lo cual haría que el F.C.Barcelona fuera el campeón de la Liga Santander, mientras que el Cádiz y el Real Zaragoza conseguirían el ascenso que les otorga su actual posición en la Liga SmartBank. Las plazas de descenso quedarían desiertas, por lo que ningún equipo LFP perdería su actual división.

A lo que se refiere la Segunda División B, el actual primer clasificado de cada uno de los grupos, At.Balears, U.D.Logroñes, C.D.Castellón y F.C.Cartagena ascenderían a la Segunda División, mientras que los descensos al igual que en el caso del fútbol profesional también serían declarados nulos.

Lo que respecta a la Tercera División seguiría un patrón muy similar a la Segunda Division B. Los actuales primeros clasificados ascenderían a la categoría de bronce, en el caso de las Islas Baleares sería la U.D.Poblense, pero el problema radicaría en que en dicha categoría habría un total de noventa y cuatro equipos, de los cuales diecinueve son filiales, por lo que los grupos podrían ser de hasta veinticuatro equipos. Para aligerar la competición existen diversas fórmulas como la de crear de manera extraordinaria un quinto grupo o bien la de llevar a cabo una liga de filiales, la cual también ayudaría que muchos grupos de tercera división vieran aminorar el número de participantes. Al igual que en el resto de categorías nacionales, no existirían descensos.

La FFIB debería aplicar sus propios criterios para resolver las competiciones que rigen, aunque si finalmente la RFEF y LFP tomaran estas decisiones, la entidad balear podría optar por premiar a los actuales primeros clasificados con el ascenso y no declarando ningún descenso.

Uso de cookies
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. Aceptar