Domingo, 23 de Septiembre de 2018

El Ferrio supera su crisis con una victoria

Los de Tato deberán seguir esperando a cerrar la salvación

El pasado sábado se enfrentaron en el Municipal de Son Ferriol en la jornada 33 de Tercera División el equipo local y el Manacor. Ambos equipos necesitaban los 3 puntos en juego para poder ir sumando los y asegurarse la permanencia en esta categoría. El partido tenía pocos secretos entre entrenadores ya que ambos habían sido compañeros de vestuario y compartieron años como misters en el club palmesanos el míster del Manacor.

En el minuto 3 del partido un centro desde la banda derecha,  remató de cabeza Xisco Arbós, pegó al larguero, no llegando a salir, Fernando García cabeceó hacia atrás y Castell fue el más listo pudiendo empujar y poner el uno a cero en el marcador. En el minuto 40 un centro lateral desde la zona de tres cuartos, un remate perfecto de cabeza y Javi López no llegó por los pelos para empujar a portería, hubiera sido el empate para los de Tato.

El resultado estaba en contra a los intereses del Manacor, pero fueron los rojiblancos quien la primera parte combinaron mucho más, pero sin definir de cara a portería; mientras que el Ferriolense se dedicó a contraatacar y a defenderse del ímpetu rival.

En los primeros compases de la segunda parte el juego empieza aéreo y rocoso, con bastantes imprecisiones en los pases de ambos equipos, sobretodo en la zona de medio campo. Los minutos fueron pasando y el Ferriolense quería marcar el segundo gol para poder estar más tranquilo, pero el Manacor no cesó en querer ir a por el empate. Más emoción que juego fue la característica predominante en el segundo tiempo.

En el minuto 76 se produjo una jugada importante para el desarrollo del encuentro. Sergi Brunet del Manacor fue expulsado por segunda amarilla.  Los de Manacor, con un jugador menos, vieron como los minutos transcurrían más en su contra y no eran capaces de hacer daño al marco rival. En el minuto 85 Bartolomé Bauzá consiguió el 2-0 al rematar de cabeza un saque de esquina y sentenció el partido para los de Calero.

El Ferriolense fue un conjunto  práctico en defensa y acertado en la faceta ofensiva, mientras que el Manacor a pesar de proponer más fútbol no supo definir sus ocasiones y fue su condena.

La que suscribe desea que ambos equipos puedan salvarse, ya que los dos entrenadores son, además de grandes profesionales, grandes personas.

 

María Adrover

Uso de cookies
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. Aceptar